Skip to page contentSkip to footer

Los opioides son medicamentos utilizados para el dolor.

El abuso de opioides recetados por niños y adolescentes se ha triplicado en los últimos 15 años. Este folleto enumera formas de mantener seguros a su familia y amigos.

Cómo Tomar su Medicamento:

Un adulto debe observar de cerca al niño o adolescente que esté tomando opioides. El adulto debe comprobar que sea el medicamento correcto, la cantidad correcta y la hora correcta.

Un adulto debe controlar el medicamento extra para evitar que un familiar o invitado de la casa abuse de este. Mantenga un recuento de las pastillas y elabore un plan para tomar el medicamento.

No comparta ni venda los opioides sobrantes. ¡Esto no es legal ni seguro!

Almacenamiento:

Los opioides deben almacenarse en su envase original y dentro de un armario o caja bajo llave. Puede tratarse de una caja para medicinas cerrada con llave o algo tan sencillo como una caja de anzuelos con un candado, una caja fuerte para armas de fuego o un joyero cerrado con llave.

7971.2

Si estos medicamentos no se mantienen bajo llave, los niños o adolescentes podrían consumir los opioides por accidente, sufrir una sobredosis o robarlos. La mayoría de los adolescentes sabe dónde están escondidos los medicamentos en la casa.

Cómo deshacerse de los opioides de forma segura:

¡No guarde los opioides sobrantes en casa! Deshágase de ellos llevándolos a una farmacia o local de recolección en cuanto ya no los necesite.

7971.1

Cómo encontrar locales de recolección seguros:

Si no puede llevar el medicamento a uno de estos locales, mézclelo con café molido usado o arena para gatos, y luego ponga todo en un recipiente sellado en la basura. También puede tirarlos por el inodoro.