Skip to page contentSkip to footer

La diabetes tipo 2 significa que su cuerpo no puede usar o almacenar glucosa (azúcar) como debiera. Es posible que usted tenga suficiente insulina, pero ésta no actúa adecuadamente para abrir las paredes celulares y permitir que entre la glucosa. A esto se le llama resistencia a la insulina y es el problema principal de la diabetes tipo 2. 

Su páncreas produce insulina. Cuando aumentan los niveles de glucosa en la sangre, el cuerpo libera insulina para mantener normales los niveles de glucosa en la sangre. Cuando su páncreas ha estado trabajando de más durante años, se cansa y ya no puede dar abasto. Baja el suministro de insulina y suben los niveles de glucosa en la sangre. Normalmente es en este momento cuando se diagnostica la diabetes tipo 2.

Alimentos e insulina 

La mayoría de los alimentos que consume se convierten en glucosa y entran en la sangre. El aumento del azúcar en la sangre después de una comida envía una señal al páncreas para que libere insulina. Una vez dentro de las células, la glucosa se quema para convertirse en energía.

5603

Síntomas del nivel alto de glucosa en la sangre

Es posible que usted no tenga ningún síntoma. Los síntomas de la diabetes tipo 2 se presentan lentamente, a lo largo de meses e incluso años. Entre los síntomas se pueden incluir:

  • Orinar frecuentemente

  • Sentirse cansado

  • Tener sed

  • Piel reseca o con comezón

  • Infecciones frecuentes

  • Cicatrización lenta

  • Adormecimiento u hormigueo en los dedos de los pies o manos

  • Vista borrosa

Diagnóstico

  • El resultado de la prueba de hemoglobina A1C es mayor o igual a 6.5% 

  • El nivel de glucosa en sangre en ayunas es mayor o igual a 126 mg/dl (el “ayunar” significa que no coma nada durante un mínimo de 8 horas antes de la prueba)

  • Síntomas de diabetes y un nivel de azúcar en la sangre de 200 mg/dl o más 

Factores de riesgo

  • Más de 45 años

  • Historial familiar de diabetes

  • Raza/etnicidad (nativo americano, afroamericano, latino, asiático americano, isleño pacífico)

  • Sobrepeso

  • Presión arterial alta

  • Nivel alto de colesterol

  • Inactividad física

  • Historial de diabetes durante el embarazo

  • Dar a luz a un bebé que pese más de 9 libras

Tratamiento

La dieta y el ejercicio mejoran el nivel de glucosa en la sangre. Si los cambios a un estilo de vida más sano no son suficiente, usted pudiese requerir de medicamentos para ayudarle a controlar su azúcar en la sangre. El conocimiento de la diabetes y cómo tratarla le ayudará a mantenerse sano. 

El cuidado de la diabetes es un trabajo en equipo

Usted es la persona más importante del equipo. Su doctor, enfermera educadora y dietista le enseñarán los cuidados que necesita. También es bueno tener como miembros de su equipo a un dentista, un doctor de la vista, un doctor, un consejero y alguien que le ayude con un plan de ejercicios. No se olvide incluir también a familiares y amigos que puedan apoyarle.