Notice

To schedule your COVID vaccine appointment or for more resources visituwhealth.org/covid

HF 494s

Consejos Nutricionales Después de un Trasplante de Órgano Sólido

La nutrición juega un rol clave en al proceso de trasplante. Alimentarse bien y mantener un peso saludable puede ayudarle a recuperarse más rápidamente después de la cirugía. Una buena nutrición juega un rol clave en el éxito del trasplante y en su salud en general.

Consejos Iniciales Después de un Trasplante

Una buena nutrición después de la cirugía promueve la curación, combate y previene las infecciones y lo ayuda a recuperar el peso que pudo haber perdido. Es posible que usted no tenga tanta hambre y que su sentido del gusto haya cambiado debido a los medicamentos. Usted debe comer incluso si no tiene hambre. Para lograrlo, siga los siguientes consejos:

  • Coma frecuentemente y porcionespequeñas o 3 comidas con 2 a 3meriendas entre ellas.

  • Incluya alimentos ricos en proteínasy calorías. Ejemplos de estosincluyen: yogurt, pudín, quesocottage, frutos secos, mantequilla demaní, carnes magras y huevos.

  • Consuma bebidas nutricionales comoBoost®, Ensure® o CarnationBreakfast Essentials®.

A veces su riñón nuevo puede no funcionar como debería inmediatamente después de un trasplante. Esto se denomina función retardada del injerto (DGF por sus siglas en inglés) o riñón “dormido”, si esto ocurre, es posible que usted necesite diálisis. Si usted presenta DGF debe seguir una dieta para pacientes renales. Esta dieta es baja en sodio, potasio y fósforo. Usted puede suspender la dieta para pacientes renales y seguir los consejos de este folleto cuando ya no presente DGF.

Consejos a Largo Plazo Después de un Trasplante

Usted necesitará mantener un estilo de vida saludable después de un trasplante. Esto permitirá prevenir problemas como diabetes, osteoporosis y enfermedad cardiaca. Elegir alimentos saludables también puede ayudar a prevenir estos problemas.

Mantener un Peso Saludable

Las personas tienden a subir de peso después de un trasplante. Las causas de esto incluyen el aumento del apetito cuando se toman esteroides, hábitos de alimentación poco saludables, falta de ejercicio o antecedentes familiares de obesidad. A continuación, le mencionamos algunas formas de mantener un peso saludable.

  • Aliméntese en forma regular: 3comidas diarias o comidas pequeñasy frecuentes durante el día.

  • Controle el tamaño de las porcionesen las comidas.

  • Cuando coma afuera, comparta suplato con alguien o pida la porciónpara niños.

  • Escoja meriendas saludables.

  • Limite el consumo de dulces con altocontenido de grasa y calorías(pasteles, galletas, helados ycaramelos).

  • Haga que la actividad física sea partede su rutina diaria. Manténgaseactivo por lo menos 4 a 5 días a lasemana.

Opciones Saludables para el Corazón

Consuma una dieta saludable para el corazón:

  • Elija carnes magras (con poca grasa).Consuma más pescado y aves sinpiel que carne roja; de 6 a 8 onzaspor día. Retire la grasa de la carne.
    Remueva la piel de las aves antes de cocinarlas.

  • Evite consumir carnes procesadas con alto contenido de grasa como las salchichas “brats” y el chorizo.

  • Disminuya el consumo de mantequilla y manteca de cerdo. Elija margarina sin grasas trans.

  • Use aceite de oliva, de canola u otro aceite vegetal para cocinar.

  • Elija productos lácteos bajos en grasa (leche descremada o al 1%, yogurt y queso cottage bajos en grasa). Limite el consumo de productos lácteos con alto contenido de grasa (leche entera y helados cremosos).

  • Elija aderezos para ensalada bajos en grasa, mayonesa, crema agria y queso crema.

  • Elija galletas saladas y papitas (chips) horneadas o bajas en grasa.

  • Consuma más alimentos con fibra. Algunos ejemplos incluyen panes, cereales y pastas integrales, arroz integral, frijoles y chicharos (arvejas) secos, frutas y verduras.

Alimentos con Bajo Contenido de Sodio

Una dieta baja en sodio (sal) ayuda a controlar la presión arterial y prevenir la retención de líquidos. Para reducir su consumo de sodio:

  • Evite agregar sal a sus alimentos. Use hierbas, condimentos o mezclas como Mrs. Dash® en lugar de sal. Evite los sustitutos de la sal que contengan potasio.

  • Evite alimentos con grandes cantidades de sodio. Algunos ejemplos incluyen el jamón, el tocino, el chorizo, el queso, las sopas y verduras en lata y las comidas preparadas.

  • Lea las etiquetas de los alimentos para averiguar si tienen un alto contenido de sal.

Carbohidratos

Si usted tiene diabetes o niveles de azúcar elevados en la sangre, podría tener que limitar los carbohidratos. El consumir cantidades similares de carbohidratos en cada comida podría ayudar. Los alimentos con carbohidratos incluyen panes, cereales, pasta, arroz, verduras con almidón como papas, maíz y chicharos (arvejas), frutas, leche y yogurt, y dulces. Algunas sugerencias incluyen:

  • Elija una variedad de alimentos como frutas, verduras, proteínas y carbohidratos.

  • No se salte comidas. Consuma más o menos la misma cantidad de carbohidratos en cada comida.

  • Limite el consumo de alimentos con alta concentración de azúcar como sodas (gaseosas) regulares, caramelos o mermeladas.

Suplementos Dietéticos

Evite los suplementos de hierbas o dietéticos a menos que los apruebe el equipo de trasplante. Evite los suplementos de potasio o los sustitutos de la sal que contengan potasio.

Seguridad de los Alimentos

Los pacientes trasplantados tienen un mayor riesgo de presentar enfermedades originadas en los alimentos. Para prevenir estas enfermedades, siga las prácticas de seguridad de los alimentos. El folleto “Seguridad de los Alimentos para Receptores de Trasplante” le entrega formas en que usted puede disminuir el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos. Usted puede encontrarlo en línea en: https://www.fda.gov/media/143718/download

También puede encontrarlo buscando el título del folleto.

Seguridad de los Alimentos al Salir a Comer Afuera

  • Evite platillos que contengan ingredientes crudos o poco cocidos como huevos, aves, carne o pescado. No dude en preguntarle a su mesero sobre los platos del menú.

  • Evite los bufés. Es difícil controlar el tamaño de las porciones en ellos. Los alimentos pueden estar poco cocidos o haber permanecido a una temperatura que no es segura por demasiado tiempo.

  • Es seguro cenar en la cafetería del hospital. Los alimentos se preparan frescos y no se dejan afuera por periodos largos de tiempo.

Alimentos Específicos que Debe Evitar.

  • Salchichas, carnes frías (deli), embutidos, carnes y pescados ahumados, y los mariscos precocidos deben recalentarse hasta que produzcan vapor o ≥165oF.

  • Patés o pastas de carne sin pasteurizar

  • Leche cruda o sin pasteurizar

  • Quesos elaborados con leche sin pasteurizar (revise la etiqueta de los alimentos para estar seguro). Quesos comúnmente elaborados con leche cruda: feta, brie, camembert, queso azul y queso fresco.

  • Frutas y verduras sin lavar

  • Brotes crudos (alfalfa, frijol u otros brotes)

  • Jugos, sidras o cambucha sin pasteurizar

  • Carne de res, aves, pescados (sushi crudo) o mariscos crudos o poco cocidos.

Temperaturas Internas de Cocción

Es importante calentar algunos alimentos hasta ciertas temperaturas. La siguiente lista entrega las temperaturas internas de cocción recomendadas para estos alimentos:

  • Carne de res, cerdo, ternera y cordero ((≥145oF); carne molida (≥160oF)

  • Productos Avícolas (molidos, en partes, enteros y rellenos; ≥165oF)

  • Huevos (cocine hasta que la yema y la clara estén firmes); platos que contienen huevos (≥160oF)

  • Peces con aleta (≥145oF o cuando la carne se vea opaca)

  • Camarones, langosta y cangrejos (hasta que la carne se vea perlada y opaca)

  • Almejas, ostras y mejillones (hasta que las conchas se abran)

  • Vieiras (hasta que la carne esté de color blanco lechoso, opaca y firme)

  • Sobras (cocinar y/o recalentar a ≥165℉)

Otros Concejos para la Seguridad de los Alimentos

Limpieza: Lávese las manos y las superficies con frecuencia.

  • Lávese las manos con agua tibia y jabón antes de comer, manipular los alimentos, después de usar el baño, cambiar pañales y tocar las mascotas.

  • Lave las tablas de cortar y los platos utilizados para preparar las carnes crudas con agua caliente con jabón.

  • Enjuague y friegue las frutas y las verduras frescas con agua corriente del grifo. Hágalo incluso con los alimentos con piel y cáscara que no se comen.

Separación: Separe las carnes crudas de los otros alimentos.

  • Use una tabla de cortar para los productos frescos y otra tabla distinta para las carnes crudas.

  • Nunca coloque alimentos cocidos en un plato en el que se hayan puesto carnes crudas a menos que el plato haya sido lavado con agua caliente con jabón.

  • Separe las carnes crudas de los otros alimentos en las bolsas del supermercado.

  • Guarde las carnes crudas por separado en el refrigerador (por ejemplo, en la parte inferior).

Cocinar: Cocine a la temperatura correcta.

  • Cocinar a las temperaturas internas recomendadas mata las bacterias dañinas.

  • Use un termómetro para alimentos para asegurarse de cocinar a las temperaturas de cocción adecuadas.

  • Haga hervir las salsas, sopas, marinados y jugos de carnes cuando los recaliente.

Refrigerar: Refrigere los alimentos rápidamente

  • Use un termómetro para electrodomésticos para asegurarse de que la temperatura se mantenga por debajo los 40oF en el refrigerador y por debajo de los 0oF en el congelador.

  • Divida grandes cantidades de sobras en recipientes poco profundos para que se enfríen más rápido. Refrigérelas dentro de 2 horas (1 hora si la temperatura ambiente es mayor de 90℉).

  • Nunca descongele los alimentos a temperatura ambiente. Descongélelos en el refrigerador, con agua fría o en el microondas.

  • Revise las fechas en los alimentos y deséchelos si están vencidos.

  • Deseche o congele las sobras después de 3 días.

Si usted es paciente de UW Health y tiene más preguntas, comuníquese con UW Health usando los números de teléfono que aparecen más abajo. También puede visitar nuestra página en le red www.uwhealth.org/nutrition.

Para las clínicas de nutrición del Hospital y las Clínicas de UW (UWHC) y del Hospital de Niños de American Family (AFCH) llame al: (608) 890-5500.

Para las clínicas de nutrición de la Fundación Médica de UW (UWMF) llame al: (608) 287-2770